En el combate estelar del Thomas & Mack Center, Las Vegas, el filipino Manny Pacquiao se proclamó nuevo campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), tras imponerse por decisión unánime al mexicano Jessie Vargas.

Manny Pacquiao, a sus 37 años tiró de experiencia y ganó con solvencia a un Vargas 10 años menor, el filipino ya no es el púgil explosivo y arrollador de hace años, pero pese a ello sigue siendo un excelente boxeador capaz de ganar a cualquiera.

Tras un primer asalto casi de estudio, Pacquiao empezó a distanciarse en el segundo asalto después de que en los segundos finales mandase al piso a Vargas con un gran izquierda, el mexicano se levanta sin problemas y continua.

Pacquiao, sigue dominando a base de mayor velocidad ante un Vargas demasiado impreciso en el golpeo.

En el cuarto, Vargas reaccionó y llega con poderosas derechas al rostro de Pacquiao, el filipino las toma pero y responde pero es superado por la contundencia del mexicano.

En el quinto asalto, nuevamente Pacquiao recupera el control de la pelea, es más preciso en el golpeo y se esquiva muy bien las fuertes contras del mexicano.

El combate sigue con la misma tónica, dominio de un Pacquiao sin pisar el acelerador, no se precipita en el ataque ante un Vargas demasiado defensivo. El mexicano tira más, pero falla muchos golpes.

En el undécimo asalto, el combate gana en intensidad produciéndose varios intercambios en donde Pacquiao pone en problemas a Vargas, casi al finalizar el asalto, Pacquiao conecta un golpe a Vargas y este pierde el equilibrio poniendo los guantes en el suelo, el réferi no la contabiliza.

En el último asalto, Vargas se muestra más agresivo en busca de noquear a Pacquiao, el filipino peleó con inteligencia y se dedica a pelear a la contra golpear haciendo un buen boxeo. En los segundos finales en un intercambio Vargas acaba poniendo la rodilla en el suelo producto del cansancio.

Pacquiao se impone en las cartulinas de los tres jueces por 114-113, 118-109 y 118-109, sorprende la puntuación tan ajustada de un juez, el cual dio incomprensiblemente ganador a Pacquiao por un solo punto.

El “Pacman” volvió a pasar a la historia del boxeo, al ser el primer senador en lograr se campeón mundial.