En la pasada campaña electoral de Estados Unidos se dio la paradoja que dos de los promotores más famosos del boxeo Don King y Bob Arum tomaron parte en la campaña electoral, cada uno en un bando.

El afamado promotor Don King, se unió a Donald Trump para intentar convencer con su presencia a los votantes afroamericanos y participó en su campaña electoral.

Don King y Bob Arum

Don King y Bob Arum

Mientras Bob Arum, hizo un guiño a la comunidad hispana después de que Donald Trump la atacase durante su campaña y promoviese medidas que la pueden afectar enormemente, el presidente de Bob Arum quiso que los hispanos fuesen conscientes que lo riesgos que tendrían en un eventual triunfo del magnate Donald Trump e hizo campaña en contra de Trump.

Recordamos sus palabras:

“Tengo gran admiración por la comunidad hispana y estos son chicos con antecedentes impecables y credibilidad. Creo que esa es una declaración que refuta la imagen que Donald Trump quiere pintar cuando se trata de los hispanos”, afirmó Arum.

Finalmente como todo el mundo sabe, el candidato al que apoyaba Don King se hizo con la victoria y habrá que ver como afecta la elección de Donald Trump a la gran cantidad de boxeadores hispanos que residen en Estados Unidos y que visitan el país para pelear, si anteriormente algunos tenían problemas de visado, ahora ese problema se podría incrementar.