En el combate estelar de la velada disputada en el T-Mobile Arena de Las Vegas, el estadounidense Andre Ward se proclamó nuevo campeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Federación Internacional de Boxeo (FIB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), tras imponerse por decisión unánime en una pelea muy pareja al ruso Sergey Kovalev.

La pelea no cumplió las expectativas, en muchos momentos estuvo llena de irregularidades y de amarres, siendo abucheada por momentos.

Kovalev, se distanció claramente en las puntuaciones tras dominar los primeros asaltos y derribar a Ward en el segundo asalto, el ruso imponía su contundente pegada y su derecha ante un desconcertado Ward el cual no sabía como parar el poder y el mejor boxeo del ruso.

El estadounidense no podía imponer su boxeo y optó por ensuciar el combate con continuas irregularidades y amarres que desconcertaron al ruso, Kovalev erróneamente entró en el juego de Ward y respondió también con irregularidades.

El combate entró en una fase intermedia con asaltos igualados en donde lo que más destacaron fueron los  continuos amarres, codazos, cabezazos y un sin fin de irregularidades.

La estrategia poco deportiva de Ward hizo que el combate cambiase en los últimos asaltos, el estadounidense poco a poco empezó a hacer fallar más a un desesperado Kovalev y a meter más manos, el estadounidense impuso su jab y su mayor velocidad ante un Kovalev más cansado recortando distancias en las puntuaciones ante el mal comienzo del combate.

Kovalev vs Ward

Kovalev vs Ward

Finalmente el combate se fue a las puntuaciones, el combate acabó siendo parejo con dos partes bien diferenciadas, pero parecía que la caída a favor de Kovalev podría ser clave para darle la victoria al ruso, pero los jueces sorprendieron y se inclinaron por dar la victoria a Ward por un ajustado 114-113.

Parte del público abucheó el veredicto al considerar que debió ganar Kovalev, al finalizar el combate el ruso mostró su malestar con las puntuaciones, afirmó:

“La decisión es equivocada, la gente es testigo de lo que ocurrió”, “Es el local y yo no, todos los jueces son locales, es normal”, afirmó Kovalev.