El ucraniano Vasyl Lomachenko tras su incontestable victoria frente a Nicholas Walters se ha convertido en una de las nuevas atracciones del boxeo. Lomancheko retuvo su cinturón súper pluma de la OMB.

Bob Arum, ya ha empezado a ensalzar a Lomachenko comparándolo con el mismísimo Mohammad Alí, le considera la próxima gran estrella de Top Rank en un futuro, por encima de Terence Crawford, Óscar Valdez o el prospecto puertorriqueño Verdejo, entre otros.

Walters vs Lomachenko

Walters vs Lomachenko

El famoso promotor antes de la última pelea de Manny Pacquiao frente a Vargas, ya afirmó que Lomachenko podría ser el próximo rival del filipino el próximo año, a pesar de la gran diferencia de peso entre uno y otro, Pacquiao pelea en las 147 libras, mientras Lomachenko lo hace en las 130 libras.

“La pelea entre Pacquiao y Lomachenko podría ser una posibilidad para la segunda mitad de 2017”, afirmó hace unos días Arum.

Lomachenko, conocedor de las intenciones de Arum ha querido imponer sus condiciones y exige que en caso de pelear con Pacquiao, el subiría como máximo a las 135 libras.

“Se tendría que dar en 135 libras, porque en el combate ante Walters pesé 136 libras” . “Respeto mucho a Manny Pacquiao, me gusta mucho Manny Pacquiao y estaría muy orgulloso de tener la oportunidad de pelear contra Manny Pacquiao”, afirmó Lomachenko.

Manny Pacquiao junto a Freddie Roach.

Manny Pacquiao junto a Freddie Roach.

Freddie Roach, entrenador de Pacquiao, es consciente que el peso welter le queda algo grande a Pacquiao,  en más de una ocasión, ha manifestado que realmente Pacquiao es un súper ligero, pero pese a ello, es muy complicado que a los 38 años acepte bajar a las 135 libras, con todo el esfuerzo que ello conlleva a pesar de pelear siempre por debajo de las 147 libras.